Tu salud, el mejor plan
Logo CCOO-SERVICIOS
LEGISLACIÓNPUBLICACIONESCONVENIOS CONTACT CENTERCCOO SERVICIOS


Embarazo y lactancia

Una vez que sabes que estás embarazada, no es obligatorio que lo comuniques a tu empresa, pero siempre es conveniente hacerlo ya que es la forma más efectiva para exigir la adopción de medidas oportunas en tu puesto de trabajo que tanto la ley como el convenio colectivo te ofrecen para proteger el embarazo, tanto a la madre como al bebé, como la protección en caso de lactancia natural.

Una vez que sabes que estás embarazada, no es obligatorio que lo comuniques a tu empresa, pero siempre es conveniente hacerlo ya que es la forma más efectiva para exigir la adopción de medidas oportunas en tu puesto de trabajo que tanto la ley como el convenio colectivo te ofrecen para proteger el embarazo, tanto a la madre como al bebé, como la protección en caso de lactancia natural.

En caso de que tu trabajo sea a turnos o trabajes siempre en turno de noche, deberías hablar con tu médico de cabecera o comadrona sobre cómo afecta a tu embarazo. Si consideran que es un problema para ti o para el bebé, deberían darte un certificado que puedas entregar a la empresa para que, en la medida de lo posible, te cambien al turno de día en un horario estable. En caso de que esto resulte imposible, podrías acogerte a la suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo. Para ello sería conveniente que consultes con tus delegados de prevención de CCOO en tu empresa, o que te dirijas al local de CCOO en tu localidad para que te asesoren en el proceso.