Tu salud, el mejor plan
Logo CCOO-SERVICIOS
LEGISLACIÓNPUBLICACIONESCONVENIOS CONTACT CENTERCCOO SERVICIOS


Comprende distintos aspectos relacionados con la organización y estructuración del tiempo de trabajo a lo largo del día y de la semana.

Este factor evalúa el tiempo de trabajo teniendo en cuenta los periodos de descanso, tanto su cantidad como su calidad, así como el efecto del tiempo de trabajo sobre la vida social.

Puede ocasionarte daños a la salud como trastornos musculoesqueléticos, trastornos cardiovasculares o trastornos psicosomáticos (gastrointestinales), además de estrés, ansiedad y depresión.

Hacen referencia a la naturaleza de las exigencias a las que se debe hacer frente en el trabajo. Pueden ser:

  • De naturaleza cognitiva: la movilización y el esfuerzo intelectual que se ha de realizar durante el desempeño del trabajo.
  • De naturaleza emocional: situaciones en las que el desempeño del trabajo conlleva un esfuerzo que afecta a las emociones, como reprimir sentimientos o mantener la compostura para dar respuesta a las demandas.

Puede ocasionarte daños a la salud como disonancia cognitiva, agotamiento emocional, problemas cardiovasculares o ansiedad.

Hace referencia a la capacidad y posibilidad del trabajador o trabajadora de gestionar y tomar decisiones sobre la estructuración temporal y la organización de su trabajo.

  • AUTONOMÍA TEMPORAL: se refiere a la libertad concedida al trabajador o trabajadora para gestionar su tiempo de trabajo y descansos, elegir el ritmo de trabajo y el disfrute del tiempo libre.
  • AUTONOMÍA DECISIONAL: es la capacidad de un trabajador o trabajadora para influir en el desarrollo cotidiano de su trabajo, pudiendo tomar decisiones sobre las tareas que realiza, los procedimientos, la resolución de incidencias, etc.

Puede ocasionarte daños a la salud como estrés, ansiedad y depresión, entre otros.

Este factor incluye la sensación de que el trabajo tiene una utilidad y un significado en sí mismo para el trabajador/a, en el conjunto de la empresa y para la sociedad en general, siendo reconocido y apreciado y dando sentido al trabajo de la persona, más allá de las contraprestaciones económicas.

Puede ocasionarte daños a la salud, trastornos musculoesqueléticos, morbilidad, estilos de vida de riesgo, baja calidad de vida y dolor de cabeza.

A nivel organizativo se puede prevenir con medidas como marcar objetivos realistas, intervenir sobre el diseño del trabajo, un ambiente estimulante y de apoyo social y contratos indefinidos. También con medidas de carácter individual como técnicas de relajación, terapias cognitivas, entrenamiento en comunicación personal y fomento de la autoeficacia.

Se entiende por carga de trabajo el nivel de demanda de trabajo al que un trabajador o trabajadora debe hacer frente.

Este factor evalúa el riesgo a partir de las siguientes cuestiones:

  • Presiones de tiempos: valora el tiempo asignado a cada tarea, la velocidad que se requiere para hacer el trabajo y la necesidad de elevar el ritmo en momentos puntuales
  • Esfuerzo de atención: toda tarea requiere que se le preste cierta atención. El esfuerzo de atención viene determinado tanto por la intensidad de la atención requerida en la actividad laboral como por la constancia con que debe ser mantenido ese esfuerzo. El nivel de esfuerzo de atención puede incrementarse por interrupciones frecuentes, por tener que prestar atención a múltiples tareas al mismo tiempo y cuando no existe una previsibilidad en las tareas.
  • >Cantidad y dificultad de la tarea: Un elemento esencial de la carga de trabajo es la cantidad a la que el trabajador o trabajadora debe hacer frente diariamente, así como la dificultad de este.

Puede provocar daños a la salud, tanto físicos como psicológicos.

Este factor recoge dos formas de las posibles dimensiones del control sobre el trabajo: el que ejerce el trabajador/a a través de su participación en diferentes aspectos del trabajo, y el que ejerce la organización sobre sus empleados/as a través de la supervisión de sus quehaceres.

Puede ocasionarte daños a la salud como estrés, ansiedad y depresión, pérdida de apetito, fatiga crónica, trastornos músculo-esqueléticos, morbilidad, estilos de vida de riesgo y dolor de cabeza.

Se refiere al grado en que la empresa muestra una preocupación de carácter personal y a largo plazo por el trabajador o la trabajadora. Esto se manifiesta en la preocupación de la organización por la promoción, formación, desarrollo de carrera de sus trabajadores y trabajadoras, por tener información actualizada sobre tales cuestiones, así como por la percepción tanto de seguridad en el empleo como de la existencia de un equilibrio entre lo que el trabajador/a aporta y la compensación que por ello obtiene.

Puede ocasionarte daños a la salud como ansiedad y depresión, pérdida de apetito, disfunciones sexuales, fatiga crónica, trastornos músculo-esqueléticos, baja calidad de vida y dolor de cabeza.

Se refiere a aquellos aspectos de las condiciones de trabajo que se derivan de las relaciones que se establecen entre las personas en el entorno laboral.

Recoge el concepto de apoyo social, entendido como factor moderador del estrés, y que hace posible realizar adecuadamente el trabajo, contando con la ayuda de otras personas del entorno de trabajo (jefes/as, compañeros/as...)

Igualmente, las relaciones entre personas pueden ser origen de situaciones conflictivas de distinta naturaleza (distintas formas de violencia, conflictos personales,...), ante las cuales las organizaciones pueden o no haber adoptado ciertos protocolos de actuación.

Puede ocasionarte daños a la salud como daños físicos (lesiones de diversa gravedad), pérdidas de apetito, fatiga crónica, dolores de espalda y musculares, estrés, ansiedad y depresión, baja autoestima, irritabilidad, apatía, trastornos de memoria, desmotivación y desequilibrio personal.